Beneficios de la identificación con aretes electrónicos y visuales

¿Por qué es importante contar con un sistema de identificación para los animales de nuestras fincas?

La identificación de los animales en nuestras fincas es de gran importancia ya que facilita llevar un registro y un manejo más ordenado de ellos, lo que nos permite luego poder utilizar esta información para tomar decisiones más certeras y poder mejorar su administración.

 

La utilización en conjunto de aretes visuales y aretes con dispositivos electrónicos es uno de los métodos de identificación más empleados en el mundo, ya que ofrecen una alternativa sencilla y práctica para realizar esta tarea.

¿Qué se necesita para este tipo de identificación?
  • Aretes visuales del tamaño recomendado para cada especie (ovejas, cerdos o vacas)

  • Aretes con dispositivos electrónicos internos

  • ​Areteadora

  • Un lector de dispositivos electrónicos adecuado para los chips que se van a emplear

  • Una computadora para poder descargar la información de las lecturas de los dispositivos. Puede llevarse el registro de la información en una tabla o base de datos en el Excel o bien trabajarse con algún programa especial para el manejo animal

¿Cuáles son los principales pasos en su aplicación?
1. En la finca, lo primero que tenemos que hacer es escoger a cuáles animales queremos identificar y ordenarlos

Para identificar a los animales, se sugiere utilizar 2 tipos de aretes: uno electrónico con forma de “botón” y otro visual (del tamaño que le corresponda a la especie con la que se quiere trabajar).

 

El arete electrónico con forma de botón tendrá un número único en el país, éste viene a ser como el número de cédula del animal. Este número no lo podemos cambiar y viene preestablecido desde la fábrica, el número estará impreso por afuera del botón y es el mismo que indicará el lector cuando haga su lectura. Mediante él es que podemos trasladar la información a una base de datos en la computadora.

 

El arete visual es más grande y el número en este caso sí puede corresponder con el número que tiene el animal en cada finca. Es decir, puede ser asignado por cada finquero

ARETE_Boton(RFID)+ARETE_BANDERA.png
2. Una vez ordenados los conjuntos de aretes para cada animal, se procede a colocar un arete en cada oreja de éste

Para esto necesitamos sostener al animal con la ayuda de una persona o de una estructura, porque si no podríamos hacerle daño.

 

Cuando hayamos encontrado el lugar correcto en la oreja vamos a presionar con cierta fuerza una areteadora y los aretes debidamente colocados en el aparato.

 

Tanto los aretes visuales como los electrónicos se aplican con la misma areteadora. Es importante tener claridad de la colocación correcta de cada arete según la oreja: instructivo de aplicación.

 

Es recomendable la aplicación de medicamentos tales como antibacteriales y antibióticos, para evitar que el animal contraiga una infección en sus orejas. 

3. Seguidamente, el número de cada arete electrónico se leerá con la ayuda del lector

Una vez encendido, lo acercamos al arete y deberá sonar un breve “pito”, como cuando se registran en la caja los productos que se compran en el súper mercado. Esto nos indica que el arete ha sido leído.

Cada número quedará guardado en la memoria del lector, lo que nos permite poder realizar varias lecturas por un tiempo prolongado sin tener que borrar o descargar la información en la computadora, de acuerdo a la necesidad de cada sesión de trabajo.

4. Y por último, cuando se hayan registrado los aretes de todos los animales, se procederá a pasar la información a una computadora

La información se puede descargar a un archivo de texto, una tabla en el Excel o alguna base de datos o “software” especializado en la administración de fincas.

 

Esta información puede ser utilizada en distintas actividades de la finca, como cuando se les aplica una vacuna, se pesan o bien, se vaya a realizar un movimiento de animales.